Categoría

Sectores de población

Categoría

Huelva, 10 de diciembre de 2020

José Pedro En-namouss
Trabajador social del Programa Fraguas y técnico de Stop Rumores

Desde la antigüedad el ser humano ha estado en constante tránsito. Algunas personas se desplazan en busca de trabajo digno o de nuevas oportunidades económicas, para reunirse con sus familiares o para formarse en alguna especialidad profesional; otras huyen de conflictos bélicos, persecuciones, del terrorismo, en definitiva, por la violación de los derechos humanos; algunas también lo hacen debido a los efectos adversos del cambio climático, desastres naturales u otros factores ambientales.

En la actualidad, el número de personas que vive en un país distinto del que nacieron es mayor que nunca: 272 millones en 2019 – 51 millones más que en 2010. Los migrantes internacionales comprenden hoy un 3,5% de la población mundial, cifra que continúa ascendiendo con respecto al 2,8% de 2000 y al 2,3% de 1980. (Naciones Unidas 2019).

C:\Users\Pc\Desktop\articulo\descarga.png

DATOS INEBASE: Estadística de Migraciones, Sexo, Total, 2019

En la siguiente tabla vemos el nº total de personas migrantes que residen en España y sexo el en año 2019.

C:\Users\Pc\Desktop\articulo\Captura.JPG

DATOS INEBASE: Estadísticas de Migraciones, Provincias, Ambos sexos 2019

En la siguiente imagen observamos datos en función de las provincias y la afluencia de población migrante.

Existe cierta connotación negativa sobre estas personas, rumores, estereotipos, prejuicios, normalizados y extendidos socialmente, pero también existen recursos y estrategias que luchan por desactivar este tipo de discursos negativos a cerca de la población de origen extranjero, destacando las características positivas de este grupo de personas, y no solo destacando los aspectos positivos que aportan como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho, sino destacando también el impacto intercultural tan diverso que tiene para la propia sociedad de acogida.

El trabajo desde la Asociación Huelva Acoge, se fundamenta en el principio de que nuestro mundo es de todos/as y que debemos romper las fronteras que nos impiden vivir con justicia, paz, dignidad y solidaridad internacional, así como en los principios de igualdad y libertad, presentes en la Constitución Española, con el objetivo de prestar todo el apoyo posible a las personas migrantes, atendiendolas en sus necesidades de emergencia, asesoramiento, sanitarias, educativas, culturales, y de inclusión para promover en definitiva el cumplimiento de los derechos humanos de los/as migrantes.

El trabajo Interdisciplinar es un elemento importante y con un valor en alza, te permite, desde las diferentes áreas y entre los diferentes profesionales, poder llegar a alguna solución. Entre las áreas en las que me encuentro trabajando está el Área acción social, en la que se desarrolla diferentes proyectos. Una de las funciones de esta área es la de apoyar, formar, orientar e informar a las personas que acuden. Aunque a nivel general todos/as observamos las necesidades de las personas migrantes y sus dificultades, desde la atención individualizada se hace más difícil y complejo, aunque hay casos que tienen similitudes, la realidad de cada uno es diferente. Además, hay que tener en cuenta en todo momento, que estamos trabajando con personas, que tienen sentimientos, ideales y que el hecho de que vengan implica que están pasando una situación compleja y difícil.

En este último año de 2020 la realidad de todos/as se ha visto empeorada, ya que sus economías dependía mucho de la campaña agrícola, que aunque no ha parado, muchos/as no podían ir por falta de vehículos. El estado de alarma no ha hecho más que empeorar la brecha económica y las situaciones de exclusión social que ya existían previamente, entre las personas que pueden y no pueden económicamente, situaciones que en su mayoría se repetía, la imposibilidad de hacer frente al pago de suministros o alquileres, personas que han tardado mucho en cobrar su ERTE o no lo han cobrado por no cumplir requisitos y que debían decidir que pagar o lo atrasado o lo actual.

Otra realidad que también hay que tener en cuenta es la de aquellas personas “Sin hogarismos” que viven asentamientos, que muchos de ellos están en una situación administrativa regular y trabajan con el objetivo de pagar un alquiler, pero se encuentran con una gran negativa cuando intentan acceder a este por su origen, los asentamientos es una realidad que ha estado siempre allí, pero tapada y olvidada, pero debemos tener en cuenta que muchas de esas personas que estamos dejando vivir (si se puede llamar así) son aquellas que trabajan en las campañas y que lo único que piden es tener un trato digno y se les permita acceder a una vivienda.

La realidad es muy diferente cuando estás inmerso a cuando se observa desde fuera, existen muchas dificultades a las que la población migrante hace frente, desde estar administrativamente irregular, lo cual es de la peor de ellas, ya que no puedes acceder a ningún recurso, aunque existan por allí rumores que dicen que sí, rumores más que desmentidos desde diferentes campañas a otras realidades que lo que hacen es agravar su situación.

Otra de las áreas en las que me encuentro trabajando es el área de sensibilización, muy ligada con el trabajo a pie de calle con las personas, formando e informando sobre las migraciones, una lucha por la convivencia, que es una de las finalidad, defender lo diferente, aprender y que entre todos lleguemos a entendernos sin que existan por medio, elementos negativos tipo rumores, estereotipo o prejuicios en esta área se enmarca el proyecto Stop Rumores; la posibilidad de acompañar a las personas en su proceso de deconstrucción de esas ideas preconcebidas sobre personas migrantes, prefijadas y rumores.

La posibilidad de generar otra narrativa frente al ellos y nosotros, frente ideas que se basan enteramente en lo que se oye y no en datos, frente a aquellos que utilizan esos datos en su beneficio mostrando parcialmente la realidad mostrándola como real; Las personas migrante pasan por mucho, ya lo hacen desde el primer momento que abandonan y dejan a su familia, amigos, en busca de algo mejor, en busca de esa libertad anhelada en sus países, en busca de un futuro mejor, y cuando llegan encuentran una realidad totalmente diferente y a un grupo de personas que los etiqueta y los desvalora ya no solo como trabajador o profesionales sino como personas.

Como profesional del trabajo social creo que tenemos una labor muy importante y es importante en mi espacio de trabajo ya que es como una conjunción de lo que debemos hacer como profesionales y lo que se hace teniendo presente estar en la lucha por la defensa de los derechos de las personas, a ser tratadas de igual manera sin importar, origen, color, etnia, orientación, tener que actuar en consecuencia aunque en algunos casos nos veamos superados, ser esa voz que al igual que el rumor puede llegar a destruir a ser esa voz que busque el acuerdo, aprendizaje y el trabajo entre todos y todas.

Como bien dice en nuestra definición como trabajadores sociales, “La profesión del trabajo social promueve el cambio social, la solución de problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y la liberación de las personas para incrementar el bienestar. Mediante la utilización de teorías sobre el comportamiento humano y los sistemas sociales, el trabajo social interviene en los puntos en los que las personas interactúan con su entorno. Los principios de los derechos humanos y la justicia social son fundamentales para el trabajo social.” ( IASSW 2014).

Como he mencionado anteriormente la conjunción entre el trabajo social y lo que se desempeña, se ve reflejado en nuestras funciones como profesionales las cuales señalaré a continuación:

  1. Información, orientación y asesoramiento en materia de acción social a personas, grupos e instituciones.
  2. Detección, Estudio, valoración y/o diagnóstico de las necesidades y problemas sociales.
  3. Prevención (prevención) de la aparición de situaciones de riesgo social.
  4. Planificación (planificación) de programas y proyectos de promoción, prevención y asistencia de desarrollo social en el área de bienestar social con individuos, grupos y comunidades.
  5. Intervención, Atención directa, rehabilitación e inserción social de personas, grupos, instituciones y comunidades.
  6. Supervisión (supervisión). A nivel administrativo con la tarea de estímulo, orientación y guía. A nivel docente como formación.
  7. Promoción de la creación, desarrollo y mejora de recursos comunitarios, iniciativas e inserción social.
  8. Fomentar la integración, participación organizada y el desarrollo de las potencialidades de personas, grupos y comunidades para mejorar su calidad de vida.
  9. Evaluación (evaluación) Investigación social aplicada, encaminada a identificar, obtener y proporcionar, de manera válida y fiable, datos e información suficiente en que apoyar un juicio acerca del mérito o valor de los diferentes componentes de un programa o recurso social. Este juicio puede aplicarse en   de las fases del proceso.
  10. Función gerencial. Organización y gestión de servicios sociales y recursos humanos, implementando los procesos de calidad en los servicios tanto a nivel de administraciones públicas como en servicios y organizaciones privadas.
  11. Función de Coordinación, desarrollo de mecanismos eficaces o redes de coordinación Inter-institucional y/o entre profesionales dentro de una misma organización.
  12. Participación en la elaboración y ejecución de políticas sociales.
  13. Mediación (mediación) facilitar la comunicación entre las partes, ayudar en la formulación de propuestas positivas y acuerdos, promover la reflexión de las personas sometidas a tensiones y conflictos, generar confianza en las propias soluciones de las partes implicadas, derivar los casos hacia otros profesionales cuando la función mediadora resulte insuficiente o inadecuada.
  14. Investigación (investigación) de problemas sociales, de la realidad social, investigación de aspectos epistemológicos de la disciplina y divulgación científica con la publicación teórico-práctica de las experiencias e investigaciones. (CPTSH 2020)

El valor de los trabajadores sociales y sus funciones van en la misma dirección con las de esta asociación ya que buscan en común la lucha por los derechos humanos y preservarlos, que se le dé el mismo valor todos por igual, aunque a veces parezca que nuestra profesión no está valorada, siempre hemos estado cuando la ciudadanía nos ha necesitado, cuando hay que dar un paso adelante, adaptándonos a los cambios, a la realidad, intentando buscar soluciones e investigar al respecto, estamos en una formación continua, ya que el trabajo con personas es algo que va variando y la sociedad con ello.

Bibliografía:

Málaga, 4 de febrero de 2020 Pedro González AceitunoTrabajador Social del Programa de Intervención en Salud Mental y Exclusión…

Pin It